Edición semanal
Basada en materiales de Majón Meir

Anterior | Posterior | Archivo | Imprimir | Página inicial


Parashat Beaalotja     14 de Sivan 5780     1273 


Rav Jagai Londin

Paso a paso
Rav Jagai Londin

La Parashá Beaalotja comienza con el encendido de las velas por el Cohen (Sacerdote) Aharon. No es la primera vez que la Torá habla de la mitzva del encendido de la Menora (El Candelabro): Ya habló de ello en el libro Shmot y en el libro Vaikra, ¿por qué es necesario volver a repetir esa mitzva tantas veces? Dice el Midrash que Aharon sintió debilidad cuando vio las ofrendas que trajeron los ministros de las tribus, y por ello D’s recalca que “lo tuyo es más elevado que lo de ellos, ya que tú subirás y encenderás la Menorá”.
En forma natural, cuando una persona es testigo de un estallido de entusiasmo como las ofrendas de los ministros de la Parashá Nasó, quiere ser parte de ello, y puede llegar a sentir debilidad presenciando ese acontecimiento tan emocionante y singular. Por ello, D’s recalca que justamente el encendido de las velas – una acción que requiere una labor diaria, lenta, gradual, es la que alumbra al mundo. Así también dice el Ramba”m en cuanto a la mitzva de la limosna: Es preferible dar cada día durante mil días un shekel, que entregar mil shkalim de una vez. La elevación en el culto a D’s es justamente a través de una rutina bendita y gradual. Lento - pero seguro. 


Rav Shlomó Aviner

Paciencia
Rav Shlomó Aviner

Pregunta: Durante casi tres meses estuvo prohibido rezar en el Beit Kneset (Sinagoga). Y la semana pasada fue permitido volver a rezar en él bajo ciertas condiciones – limitando el número de participantes a 50, cuidando distancias grandes entre las personas y otras. Y por ello en parte de los Batei Kneset fue limitada la entrada sólo a varones de más de 18 años, y para aprovechar todo el espacio la parte dedicada a las mujeres es utilizada también por los hombres, sin dejar posibilidad a las mujeres de participar del rezo. Eso produjo gran enojo y muchas discusiones en los grupos de mujeres en los medios de comunicación…
Respuesta: Es bueno que las mujeres vayan al Beit Kneset a rezar, pero ellas deben muñirse de paciencia y no apresurarse. Cuando se apresura se comete errores, hay que ser pacientes. Si se puede sumar las mujeres al minian es muy bueno, pero en caso de que no es posible la obligación de los hombres de rezar en minian es mayor, y no se puede resolver todo de un golpe. Se necesita un poco de paciencia.
Pregunta: ¿Acaso no sería preferible permitir que la parte de las mujeres quede de las mujeres, y los hombres que no pueden entrar formen un minian afuera?
Respuesta: En preguntas de ese tipo no hay una solución buena, hay sólo dos tipos de soluciones malas, y se debe elegir lo que es menos malo y menos hiere la halajá. Hay que preguntar: ¿Qué prefiere D’s? D’s prefiere que los hombres recen en minian, y en cuanto a las mujeres depende de lo que ellas elijan. Pero ahora que no se puede todo junto, la responsabilidad nos obliga a que llegue al Beit Kneset el que tiene más obligación.


Meorot HaShabat

El cometido de esta sección es familiarizar a los lectores con las pautas básicas del Shabat. Cada uno debe aconsejarse con la autoridad rabínica en su comunidad en cuanto a los detalles de las numerosas y a veces complejas halajot del Shabat, y no limitarse a lo escrito en esta sección.
Melaben
Prendas de cuero

La prohibición de lavar una prenda en Shabat se refiere a dos tipos de acciones:
1. Lavado propiamente dicho – cuando se pone agua sobre la prenda y se frota un lado con el otro, como acostumbran los lavadores.
2. Remojado de la prenda en agua – cuando se pone la prenda en agua, sin frotarla.
Una prenda tejida o de tela y similar, está prohibido en Shabat lavarla de cualquiera de esas dos formas mencionadas. Pero una prenda de cuero, a pesar de que es relevante hablar de lavado remojándola en agua y frotándola, de todas formas no es válida la regla que “su remojado es su lavado”[1].

Chapoteado en agua
Zapatos de cuero que se les adhirió alguna suciedad, está permitido volcar agua sobre ellos[2] para quitar esa suciedad, sin frotar los zapatos[3]. Y también si tiene una prenda de cuero está permitido quitarle la suciedad volcándole agua[4], como fue aclarado. Pero se debe prestar atención que tanto los zapatos como la prenda sean solamente de cuero, sin partes de tela, tejido o similar[5].
Lavado como los lavadores
Un lavado propiamente dicho está prohibido también en prendas de cuero, como fue aclarado. Por lo tanto, está prohibido volcar agua sobre los zapatos o una prenda de cuero, y frotar un lado con el otro[6], porque un lavado de esa forma es como acostumbran los lavadores, y está prohibido incluso en prendas de cuero[7], como fue aclarado.
Lavado simple
También si no frota un lado con el otro como acostumbran los lavadores, sino que frota la suciedad con su mano sobre otro objeto, está prohibido[8].


[1](Shuljan Aruj, Orej Jaim 302, Mishná Brurá inciso 45. Kaf HaJaim inciso 63).
[2](Allí, inciso 9).
[3](Allí, Mishná Brurá inciso 40. Kaf HaJaim inciso 62). Así también puede introducir los zapatos de cuero dentro del agua de un charco o similar, para que la suciedad caiga del zapato.
[4](Shuljan Aruj HaRav allí, inciso 19. Fue citado por Kaf HaJaim allí, inciso 63).
Los Ajaronim escribieron en cuanto a manteles y telas de goma o nylon, si acaso deben ser tratados como prendas de cuero, y entonces está permitido quitar suciedad de ellos en Shabat remojándolos con agua. Y hay quienes escribieron que se debe diferenciar entre prendas tejidas con fibras sintéticas, que son similares a toda otra tela o tejido, o prendas hechas de un solo pedazo, que son similares a las prendas de cuero.

[5]Porque si tiene trozos de tela o tejidos, está prohibido mojarlos con agua, porque respecto a ese trozo de tela o tejido decimos que su remojado es su lavado.
Y véase Ktzot HaShuljan (116, Badei HaShuljan inciso 37) citando a Pkudat Eliezer que duda en cuanto a zapatos que están cosidos con hilos, quizás se debe temer que se lava esos hilos cuando los remoja en el agua.

[6](Allí, Shuljan Aruj).
[7](Allí, Mishná Brurá inciso 41). Y véase Mishná Brurá (inciso 42 y 39 2) que lavado de cueros blandos está prohibido según la Torá escrita, y hay quienes opinan que incluso los cueros duros. Y en Shaar HaTziun (allí, inciso 61) escribió que así es evidente de la Gmará. Pero Shuljan Aruj HaRav (inciso 19) escribió que está prohibido según nuestros sabios, fue citado por Kaf HaJaim (allí, inciso 64).
[8](Allí, Mishná Brurá inciso 41. Biur Halajá comienza aval, y comienza ze al ze).